Se encuentra usted aquí

Análisis socioeconómico de la custodia del territorio en España

Fecha de creación: 
Jueves, 20 Junio, 2019

 La Fundación ENT ha realizado un diagnóstico socioeconómico de la custodia del territorio (CT) en España, centrado en las entidades de custodia y en los acuerdos que estas tienen establecidos. La iniciativa contribuye al conocimiento y puesta en valor de la CT como modelo de gestión de espacios públicos y privados. La investigación analiza tres campos de estudio: por un lado el institucional, por otro el impacto socioeconómico en cuanto a ocupación, inversiones en fincas de custodia, comercialización de productos y servicios, entre otros, y, finalmente, el impacto de la custodia del territorio en la preservación del conocimiento tradicional.

El estudio ha contado con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica en el marco de su convocatoria de ayudas 2017.

 

Luís Campos Rodrigues, investigador de la Fundación ENT, explica cuáles son las líneas de actuación de la entidad. “La Fundación ENT abarca diversas áreas de trabajo, destacándose las de economía y medio ambiente, ecología política, gestión de los residuos, energía, pesca y alimentación”.

 

En relación al diagnóstico socioeconómico de la custodia del territorio que han realizado comenta que “la idea del proyecto surgió de la necesidad de poner en relevancia la importancia socioeconómica de la custodia del territorio en España. La Fundación ENT quería contribuir al mejor conocimiento de esta temática, en la línea de otros estudios previos como, por ejemplo, los inventarios de iniciativas de custodia del territorio, publicados por la Plataforma de Custodia del Territorio (PCT),  o el proyecto beneficiario de la convocatoria de ayudas 2012 de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica, “Nuevas herramientas para la calidad y la efectividad de la custodia del territorio”, desarrollado por la Xarxa de Custòdia del Territori (XCT)”.

 

Para realizar el estudio han contado con el apoyo de la XCT, de la que forman parte, y del Foro de Redes y Entidades de Custodia del Territorio (FRECT). En cuanto a su contacto previo con la custodia del territorio, “ya habíamos había realizado otros proyectos, con especial foco en la revisión y propuesta de incentivos fiscales sobre la custodia”, apunta.

 

Una de las principales conclusiones del estudio es que en nuestro país la CT, a pesar de estar extendida por la mayoría de las comunidades autónomas, no presenta un equilibrio territorial. “Hemos observado que hay una gran representación de entidades con pocos acuerdos y una minoría de entidades con muchos. En base a datos recogidos para el período 2013-2017, hemos constatado que las entidades de CT analizadas registraron un incremento del personal remunerado, de las actividades de voluntariado organizadas, del volumen anual de ingresos obtenidos y del nivel de autofinanciación. Pese a esto, se identificó una posible fragilidad de algunas entidades en cuanto a la dependencia de personal voluntario o la necesidad de obtener financiación externa”, subraya.

 

Como aspectos positivos, el análisis destaca el equilibrio observado entre mujeres y hombres entre el personal remunerado en las entidades analizadas, la variedad de inversiones en fincas de custodia, la comercialización de productos y servicios y la diversidad de objetivos cubiertos por las actividades de voluntariado realizadas por las entidades de CT. “Además, se ha observado que los acuerdos de custodia pueden contribuir positivamente a la preservación de un conjunto variado de actividades asociadas a la gestión tradicional del territorio”, añade Luís.

 

Las principales dificultades a la hora de elaborar el estudio han sido “obtener respuestas a los cuestionarios, aunque al final se logró un conjunto significativo de las mismas, suficiente para el análisis. La no participación de algunas entidades no indicó necesariamente falta de voluntad o de interés en relación a la temática del estudio, ya que más bien se debió a la falta de recursos, o a la no disponibilidad de información sistematizada sobre los diversos aspectos analizados”, puntualiza. 

 

Para Luís Campos el futuro de la CT en España es esperanzador. “Pese a algunas dificultades, como la escasez de recursos de algunas entidades o la falta de viabilidad y competitividad económica de algunas fincas con acuerdos, la custodia es representada por un conjunto variado de entidades y de personas que creen en una mejor gestión del territorio en cuanto a la conservación de los recursos naturales y culturales, y que desarrollan una labor muy importante, incluso en contextos desfavorables, como es el caso de zonas con una fuerte despoblación”. Y subraya que “el mayor conocimiento de la custodia por parte de varios actores, entre ellos, la administración pública, empresas y sociedad en general, la mejor dotación de recursos y de reconocimiento legal de la custodia, entre otros aspectos, pueden contribuir a que sea un modelo de gestión del territorio con mayor significancia en el futuro”.

 

Aquí el resumen del Análisis socioeconómico de la custodia del teritorio en España

Aquí el informe completo